Martes 17 de Setiembre de 2019

José Valdivia Jr:”Me gustaría volver a Monterrico para correr un Derby”

Por: Abrahan Carvajal - Julio 22, 2019

Alguna vez quiso ser veterinario, pero abrazó la profesión de su padre (Foto Thoroughbred DN)

Un peruano que brilla con luz propia en Estados Unidos. José Valdivia Jr es ganador de casi dos mil carreras, ha vivido la gloria de ser figura en Breeders y el Belmont Stakes, entre otros Grupo I y alzarse con estadísticas en meeting tan competitivos como el de Arlington Park, en Chicago. “Todo es producto de un incesante esfuerzo”, abrió su intervención en Contacto Hípico sobre una historia que comenzó en firme en los 90”. Ahora es el momento de preguntas y respuestas en una interesante conversación.

Contacto Hípico (CH): De aquel muy joven José que jugaba pelota en los rincones de Monterrico, en medio de caballos, pero sin aspiraciones claras de proyectarse como jinete ¿Qué recuerdos de Lima y su gente?

José Valdivia Jr (JV): Desde que tengo uso de la razón yo he querido ser jinete. Siempre me han gustado los caballos. Me acuerdo ir al camarín de los jinetes con mi papá cuando montaba. Ayudándolo a preparar su equipo. Esperando “los pesos” el domingo por la noche, a pesar que tenía que ir al colegio lunes por la mañana. Y “entrenando” los caballos con mi abuelo (Juan Suárez) todas las mañanas. Caminaba del stud 10 donde vivíamos e iba al stud 3 a las 5:30 am para comenzar a entrenar.

– Mi abuelo me explicaba porque hacía lo que hacía con sus caballos. Siempre me explicó todo lo que yo le preguntaba acerca de sus caballos y me subía arriba de ellos para caminarlos. Me crié con mis primos (Juano y Fernando Suárez) Lorenzo Morzán, Renzo Traverso, Telly dioses. Y Benjamín Padilla jugando fútbol, caminando caballos. Muy bonitas memorias.

CH: Entiendo que se va muy joven a Estados Unidos, siendo aún adolescente con la aspiración de estudiar veterinaria; sin embargo, lo que está en las venas tarde o temprano, sale a relucir…

JV: Al venir a los Estados Unidos no tuve a nadie que me pudiera ayudar como tenía en Perú. Regresé a Lima a comenzar a galopar caballos y aprender bajo la tutela de mí tío Juan, durante el verano del 92 (invierno en Perú). Cuando regresé a Miami comencé a galopar para el entrenador brasileño Edison Alexandre, quien me ayudó sabiendo que yo estaba comenzando a montar caballos.

-Después cambié de cuadra y me fui con PG Johnson quien me tomó cariño y me llevo a New York para q comenzara a montar. Me firmó la licencia de aprendiz. Mi primera carrera fue en Belmont Park en el 2 de Julio del 94 en el caballo Thor Thors con el cual gané el 17 de julio.

Es líder absoluto en Arlington Park (Foto Four Footed)

CH: Comenzó con estrella. A los años, aparecieron buenos caballos, Big Jag le permitió su primera carrera de Grupo en Santa Anita, justo allí años después le llegó la chance con Val Royal, con el que se llevó también la Breeder’s Mile junto a otro peruano Julio Canani ¿Qué representaron en su carrera tales logros?

JV: Pensé que escogí la carrera correcta. Ser jinete y dejar la universidad. Me dio mucho orgullo ganar esas carreras ya que fueron muy importantes. Es el sueño de todos los jinetes el montar y ganar carreras de grupo 1. Pero mucho más orgullo siempre fue el poder montar y ganar compitiendo con la crema de jinetes que existía en California en esos tiempos (Pincay, McCarron, Delahoussaye, Flores, Stevens, Solis, Desormeaux, Nakatani).

CH: Tuvo la oportunidad de retornar al Perú y ser figura en un campeonato ¿cómo recuerda esa sensación de ser profeta en su tierra?

JV: Muy emocionante ya que Robalca estuvo presente. A la misma vez regresar a lima donde me crié, con tantos amigos y familia presente. Fue todo un honor. Mi hermano Javier Cobilich salió a la pista durante el canter de la última carrera y me dijo que tenía q ganar para llevarme el campeonato. Y tuve un buen Caballo y un excelente viaje. Me encantaría regresar algún día a montar otras carreras sea el Derby o el Latinoamericano.

Con Ruler On Ice sorprendió al mundo en el Belmont Stakes (Foto Upi)

CH:En los últimos años ha tenido el apoyo de Wesley Ward, con quien inclusive ganó en Royal Ascot en 2016 a través de Create a Dream ¿Qué tal la experiencia en un escenario de tanta tradición y aristocracia?

JV: Fue increíble. Realmente es la razón porque la hípica es el deporte de los reyes. Fue muy emocionante el ganar en Ascot. Más emocionante montar en el meeting de Royal Ascot y compartir esa experiencia con mi esposa Renee. Vimos a su Majestad Reina Elizabeth y el príncipe Philip pasar a unos metros de nosotros. Todo mundo viene con sus mejores vestimentas y celebrar a los caballos. Increíble atmósfera. Como en ningún lugar donde he montado. Muy impresionante.

CH: Su presente es Arlington Park, Chicago, donde es el campeón absoluto y jockey crédito de Larry Rivelli, aunque también demanda moverse constantemente con su caballada a otros circuitos ¿cómo lidiar la vida sacrificada de jockey ante la familia?

JV: Es muy difícil ya que la temporada en Chicago es desde mayo hasta septiembre. Los últimos años he ido a Fair Grounds en New Orleans. Hemos tenido suerte encontrando colegios que admiten a mis niños en los dos lugares.

Con Val Royal saboreó la gloria de una Breeders junto a Julio Canani, otro peruano (Foto Cortesía)

CH-No ha ganado el Kentucky, pero sí una corona, lo hizo con Ruler On Ice en aquel Belmont Stakes del 2011, allí sorprendió al mundo….

JV: Le tenía mucha fe a ese caballo. Era un caballo con un lío mental. Mucha calidad, pero no quería correr. Gané una carrera con él antes del Belmont, pero sentí que lo hacía sin tratar. Recomendé anteojeras y el entrenador las puso para el Belmont. Quedamos número 21 para entrar al Derby ese año. Creo que fue una bendición y nos dio tiempo para el Belmont. Llovió y era el único caballo que había ganado en el fango. Todo salió muy bien el día de la carrera.

-Una cosa que me pasó 10 días antes que no muchas personas saben fue que después del último apronte el caballo se sentía tan bien que se me dio vuelta para los dos lados después de pararlo y me dañó la espalda. Me tuvieron que bajar del caballo y cargarme al carro para llevarme al hospital. Me dieron morfina para tomarme rayos equis. El dolor era demasiado que no me podía mover. Me dijeron q me dañé los discos de la cadera y necesitaría operación.

-Mi agente me llevó a casa en New York y decepcionado tenía q esperar hasta el lunes a ver un especialista (pasó el sábado este accidente). Hablando con mi esposa ella me dio la idea de ver a un doctor que se especializa en la espalda (nunca había tenido problemas con mi espalda). Un amigo mío que trabaja para los New York Yankees me puso en contacto con uno de sus doctores. Me recomendó ver un quiropráctico primeramente. El doctor Louis Bisogni me tomó rayos equis y se río y dijo que me tendría como nuevo en 3 días. Mi columna estaba torcida pero él me arreglaría. Dicho y hecho salí de su oficina caminado y regresé a montar 3 días después.

CH: ¿Estados Unidos es el país de las oportunidades? Ya cercano a las 2 mil carreras ganadas qué puede decirle a todos aquellos peruanos y latinos en general que les falta ese empujón para aventurarse?

JV: Trabajar duro. Nada viene fácil en cualquier carrera. Lo grande de Aquí es que este país da chance a toda persona que quiera salir adelante.Sacrificios siempre van a existir. Todo depende en lo que uno quiera lograr. Y como el dicho dice: A quien madruga…

Vídeo, Val Royal, Breeders Mile, 2001.

Comentarios