Miércoles 27 de Mayo de 2020

EDGAR PRADO: “El amor por ganar no tiene precio”

Por: Abrahan Carvajal - marzo 22, 2020

Lo consiguió todo como jockey: el reconocimiento de propios y extraños luego de cuatro décadas encima de numerosos campeones, un éxito forjado en base a una conducta intachable que lo hace tan respetado dentro y fuera de las pistas. Edgar Prado Julca, a sus 52 años,  se mantiene con el hambre por el triunfo, como si fuese el primer día y sigue regalando su talento en cada tarde de carreras en Gulfstream Park, un meeting con “lo mejor” y donde ha sido campeón en la temporadas del 2003 y 2006. Sin perder la vigencia, procura nuevos retos que lo convierten en noticia.

Es respetado tanto fuera como como dentro de las pistas (Foto America’s Bet)

-Cerrando febrero y ya cuenta con más de 20 triunfos en este difícil meeting, incluyendo varios stakes ¿Cuáles son las claves para tan buenos resultados?

Edgar Prado(EP): He tenido la oportunidad de montar caballos y le he sacado ventaja, he hecho lo mejor que puedo. A veces, la gente espera mucho de mí, por ser un Hall of Fame Rider, y creen que debería ganar. Pero, tampoco se puede hacer maravillas. Yo puedo mejorar un caballo diez cuerpos, pero no puedo hacer lo mismo con un caballo que haya perdido 20 cuerpos. Hay que ser realistas.

-Si me das un caballo con opción que haya estado en problemas, lo puedo mejorar. Confió en mi habilidad, sé cómo montar un caballo, estudio su carrera e intento el mejor resultado.

Con Folkore, su primera Breeder’s

Más sabe el diablo por viejo que por diablo…

EP: En este meeting, ¿cuántos caballos favoritos he montado? Solo uno quizás, los demás han sido golpes. Estudio mis carreras, Los monto con calma,  ahorro todo el terreno que se pueda. A veces hago la movida que se debe, en otras ocasiones voy adelante si no hay velocidad. Son muchos factores.

-En estos momentos, monto caballos que no son los cotizados: cuarto, quinto chance… y debo guiarlos sin cometer ningún error, son montas que permiten ese margen y allí viene la experiencia, no meterse en problemas, esperar lo más que se pueda porque no tengo caballo para competir de correr a correr con los favoritos 2 en 1, 4 en 1.

-Este sábado (28 de feb), por ejemplo, gané el Hutcheson Stakes (1200 metros, arena 100 mil$) con With Verve. Si ves la carrera, observarás  que el caballo parte bien, pero lo agarro y lo dejo atrás. Pensé en meterlo adentro pero me quedé afuera y  terminó corriendo. Si me voy con ellos, desde el vamos, llegó en nada porque mi caballo no tiene la calidad para pelear en un ritmo fuerte con sus rivales. Allí va la experiencia, estudiar el programa.

Siempre con los suyos, aquí en una de sus visitas a Monterrico (Foto Andina)

-Ha manifestado que su meta inmediata es alcanzar a Ángel Cordero Jr, quien es el octavo jinete mayor ganador de carreras en Estados Unidos (7057), quizás al publicar estas líneas ya lo habrá conseguido ¿Qué representaría eso para usted?

EP: ¿Qué es una persona si no tiene metas? Eso es lo que hace que nos levantemos todos los días. No solamente me ocurre en mi profesión. Creo que le pasa a todos que quieren salir adelante, todos aquellos que no se quedan sentados en sus laureles.

-He sido bendecido en mi vida al conseguir muchos triunfos; pero, ¿qué me motiva para salir adelante? Siempre será buscar una meta, otro récord. Y allí veo a Cordero Jr: una persona respetada por todo Puerto Rico que lo adora, llegar a batir su record, no solo es un orgullo para mí, sino lo busco también en nombre de mi país, el Perú, para que todos  digan “es posible, lo puedes hacer, lo puedes lograr”. En base  a trabajar duro.  

En ocasión a sus siete mil victorias (Foto Prax Racing)

-Varias décadas en esto ¿En qué cree que ha cambiado la industria?

EP: Algo palpable es que antes un entrenador que tenía cuarenta caballos, ahora hay 40  dueños para un caballo y su entrenador. Antes  el entrenador tenía toda la decisión en sus manos, era respetado. Ahora muchos entrenadores tienen marcada influencia de los dueños.

-Ahora eso que llaman el deporte de los reyes se está perdiendo, convirtiéndose en un negocio. Si fracasas estas afuera, buscan a otro. Pero en este sistema, pierden los dueños, yo preferiría montar al mismo jockey dos o tres veces para mantener el proceso de conocer al caballo. Por otra parte, ahora hay menos carreras y más sindicatos de dueños de caballos que tienen una cuadra completa. Hay un cambio total.

Bárbaro marcó su vida(Foto The Blood Horse)

Siempre se debe estar listo  para tomar  el tren de la oportunidad y se el tren se te escapa, debes correr hacia la segunda estación. No te quedes parado allí” Edgar Prado, ganador de más de 200 clásicos de Grupo.

-En tantas vivencias, seguro se han presentado momentos de frustración que implique miedo, de ser así ¿Cómo ha logrado sobreponerse?

EP: ¿Miedo? Siempre hay miedo. Si no tienes miedo es que no das lo máximo. Por ejemplo,  si manejas, tendrás temor a algún accidente, a llegar tarde, a que ocurra algo. La cosa que marca la diferencia es cómo se le enfrenta, a favor o en contra. Y aquel que no sienta miedo es que no le importa lo que hace.

Próximo paso…

-Luego de concluir su carrera ¿En qué faceta se sentiría más cómodo para seguir aportando?

EP: Me han ofrecido ser comisario, convertirme en agente ya sea de jinetes o de establos.  Pero soy bien honesto, me gusta decir las cosas como son. Si soy personal de una cuadra, si el caballo está mal, yo lo digo. Para mí la honestidad en el negocio, hacen mejores amigos. Esa es la mejor manera de incentivar a la gente para que venga al hipódromo, para que siempre regrese. No va a ser mucho lo que ganes, pero va a ser honesto. Por lo pronto, no es el momento de decidir.

-Hace poco con el deceso de don Sabino Arias, repasamos el recuerdo de Lutz y su victoria en el Latinoamericano del 86” en Venezuela, allí también estuvo Prado con Serguis Khan ¿Algún recuerdo de esa figura del entrenamiento?

EP: Comencé a montar y entiendo que él le gustaba lo que hacía pero, yo trabajaba con Miguel Arteta y Dante Zanelli, y por eso no me usaba, quizá por rivalidad entre preparadores. Pero  yo siempre aparecía en la cuadra, aunque no me ponían nada para montar. Hasta que un día una yegua de Dante Zanelli, si mal no recuerdo Madriguera, se la dieron a don Sabino y me dijo: “Quiero que vengas a trabajarla” y desde allí comenzamos una relación más cercana. Tuvimos suerte y ganamos.

Era una persona muy estricta. Su manera era dura, pero correcta.  Ese es el mejor ejemplo que se puede dar,  una respuesta sin anestesia. Yo era líder jockey y me decía que no, pero vino esa yegua y cambió las cosas. Luego me enamoré de Liliana, que era una hija para los Arias, y nos casamos. Mira como es el destino, después que me fui del Perú, cada año que venía iba a ver a sabino. La pasábamos bien  y conversamos, él sabía todo lo que estaba haciendo en EEUU, más de lo que yo podía acordarme de mi propia vida… (risas..)

El Derby Nacional (Perú) y el Latinoamericano ¿Dos carreras que aún ahnelas?

EP: Para mí es un sueño, aunque cada día se vea más distante , pero no imposible. Yo Salí del Perú siendo tan joven y el Derby se me ha quedado en la mente. La gente que me vio, apreciaba lo que hacía (en EEUU), pero ya muchos de ellos se han ido, quedan pocos, queda el recuerdo.

Yo quisiera hacerlo porque también era el sueño de mi padre. Son esas cosas que te incentivan para ser grande, ganar un internacional representando al  Perú sería hermoso. Difícil, si no se realiza, al menos lo intenté.

-Está atento con lo sucede en Monterrico ¿Cuáles pueden ser esos nuevos rostros de la escuela de jockeys, ese talento de exportación?

EP: Para mí  hay varios, pero no quisiera mencionarlos por temor a olvidar a alguno. La escuela peruana es una de las mejores, pero hay muchos obstáculos para permitir que sus jinetes salgan a montar afuera. Se debe cambiar la forma, como está hecho el reglamento, sobre todo con los aprendices.

Es un padre ejemplar (Foto DRF)

Ya no tenemos mayor representación en EEUU. Es  una pena, antes llegaron Bejarano, Mena, Chiappe, pero debemos partir de cambiar la idea. Tenemos que exportar jockeys y la oportunidad más grande se les presenta a los aprendices.

-Yo entiendo que hay que pagarle al Jockey Club por la formación, pero por ejemplo en Panamá y Puerto rico, es el Estado es el ente que  paga y por qué no en Perú. Somos deportistas y aportamos logros representando a la nación. No debemos cortarle las alas, también el sistema de doctorado es muy corto. 51 carreras, yo me doctoré en tres meses, en EEUU son aprendices por un año, hasta lo congelan por educación o temas de salud, pero tienen un año para gozar del descargo.

-La vida productiva del jinete en el Perú es limitada. Muchas personas usan el aprendiz por el descargo y al perderlo son olvidados, pasan a ser uno del montón. Se convierten en jinetes de categoría. No sé a quién se le ocurrió en el Perú hacer divisiones de jockeys, A, B, C. Las únicas personas que tienen opción de ganar son de la a  y el c nunca tendrá la oportunidad de sobresalir. Es  como decir el rico se hace más rico y el pobre más pobre. Es un estatuto perverso.

-Al concluir la temporada de Gulsftream Park  ¿Cuál será el rumbo para Prado?

EP: Todo está en el aire. Ya viajé demasiado, el año pasado me quedé aquí, luego de llegar de Arabia. Aquí está mi familia, me caí y estuve en recuperación. Estaba a punto de retirarme a pedido de mis hijos, pero cambié de agente. Las cosas salieron mejor, comencé a montar y ganar. Yo me siento bien, mi hermano me llama y me dice: “parece que estás montando como de 15 años”, son cosas que te animan.

El amor de ganar no tiene precio. Cuando cuando voy a montar, ya sea un claiming de 5 mil dólares o un stakes, voy por esa  sensación de ganar que es  indescriptible. Queda la satisfacción, no solo a mi persona, sino responderle al entrenador, al groom, al vareador, a los dueños.

Todos ponen un granito de arena para que ese momento llegue. Esto es un equipo completo y todos se involucran. Yo solo me siento en el caballo unos minutos y así aportar para que esa felicidad ocurra,es lo que me mantiene aquí`.

Video:

Con The Queen Jules, llegó a 7.056 triunfos en EEUU(Foto Gulfstream Park)

Comentarios