Domingo 27 de Setiembre de 2020

Muwaary: ¿una apuesta segura? (Por Freddy Chirinos Cané)

Por: Abrahan Carvajal - septiembre 10, 2020

En un año atípico, lleno de vicisitudes y contratiempos para la humanidad y para la hípica peruana, ha pasado un tanto desapercibida la aparición de la primera generación de uno de los prospectos de padrillo más completos que recuerde haber visto hace mucho tiempo en nuestro medio. Nos referimos a Muwaary, que se convierte en el nuevo proyecto del Haras Los Azahares, criadero que sigue apostando a lo grande por sementales que reúnen las cualidades necesarias para marcar la diferencia:excelso pedigree, buen físico y destacada campaña.


El hijo de Oasis Dream fue criado en Shadwell Farms Inglaterra y defendió los colores de su propietario, el Sheikh Hamdan Al Maktoum. Siempre bajo la preparación de John Gosden, debutó ganando a los 2 años en Newbury sobre 1400 metros con la monta de William Buick.

Luego de una para de casi 7 meses, reapareció en el mismo hipódromo para mantenerse invicto, nuevamente sobre 7 furlongs en pista de césped, pero esta vez con la monta de Paul Hanagan, quien sería su jinete habitual en su periplo por Europa.

En la Polla de Potrillos, 4to.

Ante la gran expectativa del equipo de Godolphin, sería enviado a Longchamp para correr la Polla de Potrillos (G1) contra los mejores 3 años del momento, donde sería cuarto muy cerca del japonés Karakontie, hoy destacado padrillo en USA. Aquella brillante actuación le valió para ser considerado dentro de los 23 participantes del tradicional Jersey Stakes (G3) en Royal Ascot donde, después de disputar la punta durante todo el recorrido, fue superado tan solo en los últimos metros por su compañero de stud y múltiple ganador clásico de grupo, Mustajeeb.

Muwaary, 2do en Ascot

Un mes después volvería a Francia, esta vez a Chantilly, para enfrentar a los mejores milleros juveniles en el Prix Jean Prat (G1), donde solo pudo ser quinto de siete participantes en una actuación donde, a nuetro entender, el cambio de modalidad no le fue para nada favorable.

Muwaary es hijo de Oasis Dream

Tras esta carrera estaría inactivo durante casi 2 años por aparente lesión, para finalmente reaparecer siendo tercero en un clásico listado sobre la milla del hipódromo de York en Inglaterra. A renglón seguido viajaría a Newmarket para correr el John Sunley Memorial Criterion Stakes (G3) ante un lote importante de ganadores clásicos de grupo llegando quinto alejado.

Finalmente, se despediría siendo segundo y tercero en el British Stallion Studs EBF Conditions Stakes de Haydock y el Racehorse Sanctuary Fortune Stakes (L) de Sandown, respectivamente. De esta forma, completaría una campaña de 2 triunfos y 5 figuraciones (todas clásicas) en 9 actuaciones acumulando £80,972 en premios.

Su origen es de velocidad (Foto Agencias)

Muwaary pertenece a la familia 13-c, cuyas bases se remontan a la famosa matrona americana Frizette. En esa misma línea materna encontramos a otros grandes reproductores como Frizeur, las campeonas Durazna y Myrtlewood, y al extraordinario padrillo Quality Road. Su tercera madre, Highest Trump, fue campeona 2 años en Irlanda y produjo a la campeona Winglet, a los clásicos Northern Plain, Dance Bid y a Wasnah, abuela de Muwaary.

Wissal, su madre, es una hija de Woodman que no corrió, pero que ha producido a los también ganadores clásicos Ethaara, Mudaaraah y Sudoor. Por lado paterno, es hijo de Oasis Dream, uno de los mejores reproductores de velocistas ganadores de G1 de la última década en Europa y gran continuador de la dinastía del influyente jefe de raza Danzig, que tantos otros grandes padrillos ha dado a la hípica mundial.

Su hermano paterno con mejores resultados a la fecha es Showcasing (línea materna Mr. Prospector, al igual que Muwaary), pero también son reproductores clásicos Approve, Muhaarar, Arcano, Aqlaam, entre otros.

Ahora, si hay que buscarle una “debilidad” a los hijos de Oasis Dream que están en la cría, sería la dificultad que han tenido para producir caballos capaces de destacar en distancias por encima de la milla. Pero como en la hípica no hay verdades absolutas, comprobaremos si este es un caso más el próximo año.
Creemos que si lo que busca el equipo del Haras Los Azahares es prolongar e intensificar la velocidad y precocidad que ha obtenido con varias de las hijas de Meal Penalty, definitivamente lo logrará en el cruce con Muwaary. Desde aquí, les deseamos la mejor de la suertes.

Freddy Chirinos Cané también es criador en el haras El Castillo(Cortesía)

Comentarios