Domingo 23 de Setiembre de 2018

DEBATE: ¿Es conveniente aplicar Lasix 24 horas antes de la carrera?

Por: Abrahan Carvajal - Febrero 06, 2018

Son recurrentes los problemas relacionados a hemorragia pulmonar (Foto Daniel Colmenares)

Definitivamente la administración del Lasix, diurético usado para controlar la hemorragia pulmonar en los purasangres, ha sido un tema que ha promovido múltiples debates en los últimos tiempos, tomando en cuenta que diversos estudios han dejado evidencia sobre la acción “buffer“, es decir, que esta droga además ayuda a contrarrestar el efecto negativo de la acumulación de acido láctico que incide en la fatiga muscular, convirtiéndose en un “estimulante”, independientemente si el caballo es sangrador o no.

Diferentes organismos que velan por el desarrollo de las carreras han arreciado sus políticas en cuanto al uso de Furosemida o Lasix. En este sentido, en carreras de trascendencia como las Breeder’s Cup, está prohibido su uso en el día de la carrera, tampoco se puede administrar en productos de dos años, una medida que en este lado del mundo, viene impulsando la Internacional Federation Of Horseracing Authorities (IPHA) y la Organización Suramericana de Fomento Equino (OSAF).

¿La razón? El medicamento, en principio, fue desarrollado para prevenir fallas renales en humanos, no problemas de hemorragia pulmonar. Por su acción diurética cada vez que la droga es usada, importantes cantidades de fluidos y minerales, entre ellos el calcio, son eliminados a través de la orina. El calcio es un componente fundamental de la matriz ósea y su disponibilidad en cantidades adecuadas es fundamental para garantizar huesos fuertes con una densidad ósea apropiada.

Especialista recalcan los efectos colaterales del diurético (Foto Google)

En este sentido,  otros estudios dan cuenta de una estadística escalofriante para la industria hípica: antes de que el Lasix fuera implementado reglamentariamente, el promedio de la campaña de un purasangre era de 55 actuaciones, luego de esto, tal número disminuyó 17 veces.

Recientemente,  el portal estadounidense Paulick Report, especializado en el acontecer hípico, abrió la cortina para consultar a diversos especialistas en torno a la administración del Laxis para controlar la hemorragia pulmonar inducida por el ejercicio ¿Es necesario aplicarlo un día antes de la carrera? Ante esta interrogante, fue presentado un estudio, en 2017, por American Association Of Equine Practitioners – en San Antonio, Texas.

Un equipo de investigadores de la Universidad de California se preguntaron si una dosis de Laxis aplicada 24 horas antes sería realmente efectiva para detener el sangramiento. Procedieron a dosificar 15 caballos con solución salina -250 mg de Furosemida-. Un grupo recibió su dosis cuatro horas antes de una carrera simulada y el otro 24 horas con antelación.

El equipo recolectó muestras de sangre antes y después de las carrera y realizó un examen endoscópico y un lavado broncoalveolar (Bal) después de la carrera. A continuación realizaron las evaluaciones. Todos los caballos recibieron tratamiento con un lapso de descanso de dos semanas.

El uso del Lasix disminuye la vida pistera del equino (Foto Bloodhorse)

Los investigadores encontraron que había una diferencia estadísticamente significativa en las puntuaciones entre el grupo de furosemida de cuatro horas y el de 24 horas antes de la carrera. 93% de los caballos que recibieron tratamiento 4 horas previas, fueron calificados como Grado 0 de hemorragia; en tanto que el 60% de los que fueron tratados 24 horas recibió la misma calificación. Todos presentaban glóbulos rojos en sus pulmones.

Los caballos de Grado 0 fueron aquellos que no mostraron signos de sangre en el examen endoscópico. Los grados varían de 0 a 4. Los investigadores recalcaron que había un rango significativo de habilidad atlética, dentro de un grupo de 15 caballos, lo que pudo haber tenido impacto en los resultados.

No observamos una reducción significativa en los recuentos de glóbulos rojos endoscópicos o BAL con aplicación previa a 24 horas de furosemida. Según esos criterios, este estudio no apoyó la furosemida de 24 horas como efectiva”, dijo Heather Knych, a cargo del grupo de investigación. Sin embargo, agregó que un caballo que haya sangrado una vez no necesariamente significa que sangrará cada vez que corra o lo suficiente para limitar su rendimiento.

Un dato interesante es que todos tenían glóbulo rojos en el post carrera, incluso los medicamentados cuatro horas antes. “Los caballos corrieron durante siglos sin Laxis y todavía lo hacen en muchas partes del mundo. La pregunta es si los caballos de Estados Unidos que compiten con Furosemida son más saludables que corren en otras partes sin furosemida? Este estudio no se hizo y sería difícil de diseñar”

¿Pueden funcionar opciones alternativas? Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Washington, se basó en si el consumo de agua en un caballo puede reducir la presión en la arteria pulmonar debido a la pérdida de líquido. El equipo a cargo del doctor Warwick Bayly administró dosis de furosemida con o sin acceso controlado de agua 24 horas antes de entrenar a un grupo de seis caballos. Los animales tenían BAL y se analizaron después de ser ejercitados.

El sangramiento se presenta también durante los entrenamientos (Foto El Nuevo Día)

Bayly descubrió que la combinación de .5 mg/kg de Laxis (la dosis más baja que se usó) combinada con el acceso controlado de agua redujo significativamente la gravedad de EIPH ¿Por qué la dosis más baja con agua es mejor que la dosis más alta? Es difícil de explicar, pero Bayly cree que se puede alcanzar un ‘punto óptimo’ para mantener baja la presión en la arteria pulmonar, mientras el caballo alcanza un mejor nivel de hidratación general.

¿Cómo pueden los entrenadores implementar el control de agua en sus regímenes previos a la carrera? Todavía no tenemos suficiente información para decirlo con certeza. Encontrar ese ‘punto óptimo’ para cualquier caballo puede ser complicado y esto solo es una pieza del rompecabezas”, dijo Bayly.

Otras variaciones a tomar en cuenta es en relación a la intensidad del sangramiento en cuanto al briseo y la carrera. Desde una milla y media en adelante, la severidad de la hemorragia fue mayor en todos los casos“, aunque Bayly admite que la muestra de seis caballos es pequeña para sacar conclusiones amplias.

¿En qué punto deja a los entrenadores que quieran tomar estos estudios para cambiar sus rutinas y así evitar la hemorragia pulmonar? Bayly señaló que investigaciones anteriores han demostrado que el Lasix no siempre previene el sangramiento. “Esto determina que la furosemida no es una solución firme y de nuevo se hace evidente la variación de respuesta de cada caballo en torno a su administración”, concluye.

Comentarios