Martes 22 de Mayo de 2018

Danilo Chávez: “Llevaremos a Iluminato con mucha calma”

Por: Abrahan Carvajal - Octubre 25, 2017

El hijo de Awesome Twist retornó victorioso en la recta de Monterrico

Entusiasmo. Es lo que refleja Danilo Chávez, uno de los pilares del Tie Break, cuando acude cada mañana de aprontes para observar a sus engreídos. El empresario de la construcción, respira hipismo desde su adolescencia, hace más de tres décadas, cuando acompañaba a su padre a las carreras en Monterrico, una afición que se revitaliza con los triunfos del hoy, Iluminato y La Nube, en el campo clásico.

¿Cómo se convierte en propietario de Caballos?

-Esto inicia hace cinco años con mi socio Cristian Senno, con quien desde la niñez frecuentabamos el Centro de Esparcimiento y las instalaciones del hipódromo. Nuestros padres han tenido caballos y la afición por esto corría en nuestras venas.

Chávez y Senno comparten la afición tanto por el tenis como por los caballos, dando origen al Stud Tie Break

¿Con cuáles ejemplares se inician?

-Una de nuestras primeras piezas fue El Nevado, un tordillo que nos ha dado satisfacciones. Corrió los clásicos de su generación,sobre todo en el cesped. Rindiendo siempre, a pesar de sus problemas en los nudos. También con La Nube, una buena yegua.

¿La Nube representó el primer clásico para el Stud?

– Fue en el Santiago de Surco, sobre 1500 metros en Arena, con Edward Tolentino. Vino colocada y en la recta atacó, la cual siempre ha sido su modalidad.

-Es una yegua bien Guerrera. Ha corrido  contra los machos, en arena, en césped. Tiene clase. Recientemente, nos ganamos a Chicuela que es una buena yegua.

Brando Tapara guió a La Nube en su primer clasico de la temporada

... Y vino Iluminato ¿Cuál fue el criterio para elegirlo? 

Siempre que seleccionamos los productos, lo hacemos en concenso con el preparador. Los parámetros son el porte, su pedigrí y allí, desde que vimos al hijo de Awesome Twist en el Pabellón, nos encantó a Coco (Jorge Salas), a Jorge Luis (Salas). También reconozco que fue recomendación de  Juan Manuel Umbert, quien es amigo nuestro.

Y llegó su debut clásico…

– Fue en el Estado Plurinacional de Bolivia. Mostró que tenía condiciones derrotando a Potrillos que ya habían ganado. Luego lo llevamos para la Polla, donde problemas en el camino, mermaron en su rendimiento.

Su reaparecida, la semana pasada, lo afianza como un sprinter de respeto ¿Cuáles son los planes?

-La velocidad que mostró el sábado fue espectacular. Talaverano solo lo acompañó, limitándose a brasear y el caballo se encargó de poner ventaja, frente a un grupo de buenos potrillos. Vamos a llevarlo con calma y su próxima carrera clásica en el “Lutz” sobre una milla.

Nos llama la atención que en los dos últimos años, viene adquiriendo piezas costosas en los distintos remates, a pesar de una situación sombría por la cual atraviesa el hipismo peruano ¿Qué lo motiva a arriesgar tanto ante una limitada retribución?

– No creo que exista propietarios que planee sus inversiones en base a los premios, los cuales son muy bajos en el Perú.  Todo esto es afición, es ilusión y pasión. En atención a eso nos lanzamos a comprar más de lo que deberíamos.

Hablando de esas ilusiones, cuáles piezas tienen cifradas esperanzas de cara al 2018?

-El gran Patiota, es un potrillo que debutó este año, pero Confrontó problemas con un  testículo y no se empleó. Fue castrado y luego curado de sensibilidad en las cañas. tenemos muchas espectativas con ese caballo al reaparecer en 2018. Saldrá rápido de perdedores. Es hijo de Flanders Fields, hermano de Chirrín Chirrion.

-De los adquiridos este año, contamos con un hijo de Street Hero en Bambina Mía, del Barlovento, espectacular. Muy lindo. Tambien una potranca del Rancho Fátima,hija de Singe The Turf.

¿Cómo describe la sensación al ver ganar un caballo de su propiedad?

-Es la emoción máxima, verlo ganar y esperarlo en el Herraje. La hípica es ilusión, es sueño pero también es compartir. En ese sentido nos gusta disfrutar de estos momentos, no solo en compañía de la familia sino de los amigos.

Danilo Chávez, Pilar del Tie Break, disfruta en Herraje con sus amigos

-Conocemos que es un hombre preocupado por el acontecer hípico ¿cómo ve el panorama del Jockey Club del Peru?

– Más allá de hipódromo, nos preocupa la institucional en general. Quiero mucho al Jockey Club del Perú, tanto en la hípico como en lo social. Yo vengo desde los ocho años, hace 35 años. He practicado deportes, he visto de cerca a tan buenos caballos. Quisiera que el camino de la institución siempre sea para mejor.

-Hay que seguir luchando para que las cosas se hagan de la mejor manera, esperanzado de que el Jockey Club recupere los brillos que tuvo en el pasado, siendo una de las mejores instituciones del país, ahora mermado por la situación económica tan severa por la cual atraviesa y que reclama el consenso de la mayoría para buscar soluciones que ayuden a recobrar el camino correcto.

Jorge Salas se encarga del cuido de más de una docena de ejemplares que conforman al stud

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios